Michael Phelps feliz de que se realicen los Juegos Olímpicos.

“La mejor parte de los Juegos Olímpicos es que la gente tiene la oportunidad de cumplir sus sueños, y eso es algo increíble de sentir. Para mí es muy emocionante poder ver las competencias, es algo que amo mucho de mi deporte y por lo que hice”, mencionó en declaraciones al medio Marca que reproducimos aquí en Sinfonola.

Tokio 2020 estuvo en peligro por la pandemia de Covid-19, por lo que el «Tiburón de Baltimore» se dijo estar contento de que se hayan realizado.

«Honestamente, yo estoy feliz de estar aquí, haber tenido los Juegos y que se hayan hecho, entiendo todo lo que implica la preparación para cualquier deporte, así que cuando te preparas para los Juegos Olímpicos toma mucho tiempo, es mucho esfuerzo, trabajo duro, es una de las cosas con las que mucha gente sueña, así que poder tener la oportunidad de estar aquí, sentir la emoción. Para mí es algo muy emocionante”, agregó Phelps, quien es parte de la cobertura olímpica con la cadena NBC como corresponsal.

Periodista Marco Tulio Vega.

No lo conoce aún, pero su padre fue vital para el Oro que ganó el hombre más rápido del mundo.

«Nací en Texas y, cuando tenía 5 meses, regresé a Italia con mi madre. Ella es italiana y mis padres se separaron cuando yo tenía esa edad. No he vuelto a ver a mi padre desde entonces. No lo conozco. Empecé a hablar con él hace unos años. Me ayudó a llegar aquí con una buena disposición. Soy Junior. Y me vio ganar, sí. Me escribió antes de la carrera: ‘Lo lograrás, estamos contigo’. ¡Fue increíble!».

El nuevo hombre más rápido del mundo, el italiano Lamont Marcell Jacobs Jr. hizo historia el domingo al ganar los 100 metros planos en los Juegos Olímpicos de Tokio y asegurar la medalla de oro para su país.

Jacobs es hijo de madre italiana y padre estadounidense, de quien heredó no solo su apellido, sino su nombre completo: “Soy Junior”, dice. Sin embargo, el deportista nunca vio a su padre, ya que su madre y él se separaron cuando el actual campeón olímpico tenía solo 5 meses de edad. Madre e hijo regresaron de Texas, donde nació Jacobs, a Italia, donde ha vivido desde entonces sin haber estado en contacto con su padre.

Solo recientemente los dos comenzaron a comunicarse, pero el mensaje recibido del padre antes de la carrera fue fundamental para inspirar y motivar la victoria de su hijo.

La consecución de la medalla de oro, según el deportista, se debe a que siente que, ahora, tiene padre:

«Tenerlo ahí me ayuda mentalmente, porque nos entendemos. He vivido toda mi vida y me han preguntado ‘¿quién es tu padre?’ ‘No lo sé, no lo sé’. Intentamos reiniciar nuestra relación. Para mí fue muy importante».

Lamont Marcell Jacobs Jr. sorprendió al mundo este primer domingo de agosto al derrotar a los favoritos. Batiendo 9,80, ganó el oro para Italia en una edición de los Juegos Olímpicos que ya es histórica por ser la primera que tuvo que ser pospuesta debido a la pandemia global.

Periodista Marco Tulio Vega.

El podio olímpico más joven de la historia.

La foto que acompaña a esta nota es realmente para la historia. No solo porque en ella aparecen los primeros medallistas del Skate, uno de los cinco nuevos deportes que en esta edición 2021 han debutado en los Juegos Olímpicos, sino, sobre todo, por la juventud de los ganadores de las preseas.
Son tan jóvenes que son en realidad unas niñas, pero qué palmarés registrarse en la historia como medallas olímpicas de oro, plata y bronce apenas a los 13 y 1 años de edad, es decir, con toda la vida por delante.
Se trata, como lo podemos ver en la fotografía, de la japonesa NOMIJI NISHIYA de 13 años, al centro como ganadora del Oro Olímpico, la también japonesa FUNA NAKAYAMA también de 13 años, a la derecha con la Medalla de Plata, y de la brasileña RAYSSA LEAL a la izquierda, 16 años, Medalla de Bronce.
Ellas son las ganadoras del Skate femenino, categoría calle y juntas conforman el podio más joven de la historia en unos Juegos Olímpicos.
Las tres han sido las mejores entre las 8 finalistas en uno de los nuevos deportes incluidos en la competición que se desarrolla en Tokio.

Periodista Marco Tulio Vega.

¿Recuerdan al exfutbolista brasileño del Real Madrid Roberto Carlos? Pues ¡ya está en las aulas!

Los exfutbolistas campeones del mundo en 2010 con España, Fernando Torres y Álvaro Arbeloa, así como el gran Roberto Carlos, campeón mundial con Brasil en el 2002, llegaron a clases esta semana porque quieren convertirse en directores técnicos.
Este lunes 2 de agosto han coincidido los tres en la apertura del Curso de Entrenador Diploma-Licencia UEFA PRO de Fútbol y el Curso de Entrenador Diploma-UEFA B&A que ofrece la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), informó la propia institución en un comunicado.
Ambas iniciativas formativas que ofrece la RFEF estarán vigentes hasta julio de 2022 y el objetivo de la organización es «que los alumnos matriculados desarrollen las habilidades necesarias para ejercer su labor mediante competencia técnica y profesional en cualesquiera de las competiciones de clubes y selecciones».
De la misma manera, otros exinternacionales españoles como Sergio García, y los ex jugadores del Atlético de Madrid Ignacio Camacho y Gabriel Fernández ‘Gabi’ están matriculados y acudieron también a la misma aula ubicada en el Salón Josep Villalonga de la Ciudad del Fútbol de Las Rozas en la jornada de apertura del curso.
Los responsables de la Escuela Nacional de Entrenadores y Pep Sansó, director de dicha entidad, dieron la bienvenida a esta promoción.

Periodista Marco Tulio Vega.

Que historias como ésta se repitan.

Una espectacular final olímpica de salto de altura en Tokyo 2020 terminó con Mutaz Essa Barshim de Qatar y Gianmarco Tamberi de Italia obteniendo medalla de oro, cada uno. Los dos ganaron oro!

Qué pasó? Que luego de una competencia agotadora que se extendió por más de dos horas, ambos estaban empatados. Tanto Barshim, de 30 años, como Tamberi, de 29, finalizaron con saltos de 2,37 metros y no tuvieron intentos fallidos hasta que quisieron superar los 2,39.

Después de tres fracasos cada uno a esa altura, un oficial olímpico primero les ofreció un desempate para decidir el ganador.

Pero fue ahí cuando afloró la nobleza competitiva en uno y otro atleta, dando ejemplo claro del verdadero significado del espíritu depirtivo, provocando un sentimiento de regocijo que se apoderó de todo el ambiente olímpico en Tokio.

«¿Podemos tener dos oros?», preguntó Barshim. El oficial del evento asintió y en el propio instante los dos atletas se dieron la mano y gritaron de alegría.

«Es uno de mis mejores amigos, no solo en la pista, sino fuera de la pista. Trabajamos juntos. Este es un sueño hecho realidad. Es el verdadero espíritu, el espíritu deportista, y estamos aquí transmitiendo este mensaje», apuntó Barshim.

El caso es que ambos han hecho historia: es el primer podio olímpico conjunto en atletismo desde 1912.

Cabe destacar, y esto también es parte de lo destacable, que tanto Tamberi como Barshim tuvieron que superar graves lesiones en sus carreras, experimentando situaciones muy dolorosas y un alejamiento deportivo bastante prolongado.

«Es asombroso. Este es un sueño del que no quiero despertar», dijo el italiano.

«He pasado por mucho. Fueron cinco años que he estado esperando, con lesiones y muchos contratiempos. Pero hoy estamos aquí compartiendo este momento y todos los sacrificios. Realmente vale la pena ahora, en este momento», analizó.

Tamberi tuvo que tomarse un tiempo para recuperarse de una lesión que amenazó su carrera y que lo eliminó de Río 2016.

«Después de mis lesiones, solo quería volver, pero ahora tengo este oro, es increíble. Soñé con esto tantas veces», dijo el italiano.

«En 2016 me dijeron, justo antes de empezar los Juegos de Río, que existía el riesgo de que no pudiera competir más. Ha sido un largo viaje desde entonces», añadió.

Periodista Marco tulio Vega.

Costa Rica y Guatemala se meten en la lista de los grandes en Tokio.

Andrea Carolina Vargas Mena demostró anoche (tiempo de Costa Rica) por qué su especialidad es la prueba de los 100 metros con vallas, y se metió con categoría en las semifinales de los Juegos Olímpicos que se celebran en Tokio.

Lo ha logrado ganando el heat eliminatorio y con su triunfo puso también a su entrenadora, doña Dixiana Mena Torres, su madre, en la vitrina de lo más sonado en su campo.

Precisamente la entrenadora había adelantado previo a la competencia que el objetivo de Andrea en Tokio 2020 es colarse en la final de su prueba.

Un nuevo mérito para Andrea Carolina quien en su carrera deportiva ha logrado medallas de oro en Juegos Panamericanos –la primera para una mujer costarricense en el atletismo–​y también en Juegos Centroamericanos y del Caribe y el campeonato iberoamericano.

También este viernes el costarricense, Kenneth Tencio, se metió en la final del  BMX Freestyle en los Juegos Olímpicos de Tokio, quedando sexto en la general.

De nuestra zona destacar también al
nadador guatemalteco Luis Carlos Martínez quien hizo historia esta misma semana en Tokio, al participar en la final de 100 metros estilo mariposa. El atleta chapín se convirtió en el primer nadador centroamericano en llegar a estas instancias y estar en la última etapa por las medallas olímpicas.

En la última instancia Martínez se mantuvo de inicio en la pelea y aunque no consiguió llegar al podio de Tokio 2020 ya puede presumir de estar entre los ocho mejores nadadores del mundo, sin duda es un gran orgullo para todos los centroamericanos.

Tres grandes de nuestra región dignos de admirar. Ejemplos de humildad, esfuerzo, tesón y convicción. Atletas de la élite mundial, formados en nuestro entorno, con nuestras limitaciones sí, pero con su espíritu, su visión y su fe. Creen en ellos mismos. Y se entregan a conseguir paso a paso cada objetivo. Grandes ejemplos, sin duda! En Sinfonola los admiramos, los bendecimos y los ensalzamos!

Periodista Marco Tulio Vega.

Nueva campeona olímpica de Gimnasia Artística no se permitió caer en la tentación.

En un claro mensaje a lo que significa no dejarse caer, no permitirse caer en tentaciones nefastas y por el contrario mantenerse firme y con disciplina con la mira puesta en los objetivos planteados, la nueva campeona olímpica general de Gimnasia Artística, la estadounidense Sunisa Lee, admitió que hace poco estuvo a punto de echar todo a perder.
Sunisa Lee dijo que durante la pandemia, por el impacto mismo de la situación, sumado a una grave lesión que sufrió su padre en un accidente, casi llega renunciar al deporte y a refugiarse en el vicio y el desencanto.
«Definitivamente no pensé que estaría aquí en este momento con la medalla de oro. Definitivamente no lo he dejado asimilar todavía porque siento que no es la vida real. Pero los últimos dos años con Covid, y mi papá, y todas esas cosas… casi renuncio al deporte”, dijo.
“Estoy muy orgullosa de mí misma por no haberme dejado vencer, porque hubo un momento en el que quise ponerme a fumar… Pero estoy muy feliz de no haberlo hecho porque si hubiera caído, no estaría aquí con esta medalla. Estoy muy orgullosa de mí misma», recalcó con profunda emoción.
Sunisa Lee, medalla de oro en la final individual femenina de los Juegos Olímpicso de Tokio, nació hace 18 años en Saint Paul, Minnesota. Es la primera estadounidense de la etnia Hmong que compite en las Olimpiadas. Los Hmong son una comunidad asiática que nunca ha tenido un país propio. Durante siglos vivieron en el suroeste de China, aunque posteriormente emigraron a Laos.
La madre de Lee, Yeev Thoj, es una trabajadora de la salud, y su padre, Houa John Lee, un veterano de la Marina estadounidense.
Comenzó a practicar su deporte favorito a los seis años. En aquella época, las cosas no eran fáciles para la familia Lee. Su padre ha contado en la prensa estadounidense que, al no poder comprarle una barra de equilibrio a su hija cuando era niña, se la construyó en el patio trasero de su casa. Cuando la deportista tenía 12, hicieron una apuesta: recibiría de regalo un iPod si ganaba el all-around en el Campeonato Nacional Olímpico Junior Femenino en Des Moines, Iowa. Y lo ganó.
Todo iba bien, hasta que un día de 2019 su padre sufrió un accidente al caerse de una escalera, dos días antes de los Campeonatos Nacionales de Gimnasia de Estados Unidos. Esta tragedia pudo haber afectado su rendimiento deportivo, y aunque estuvo a punto de flaquear, la estadounidense la usó como motivación y aprendió a sacar fuerzas frente a la adversidad.
Gran mensaje que nos da otra figura del lindo mundo del deporte, de cuya vida hemos repasado algunos trazos aquí en radio Sinfonola, identificados plenamente con quienes resurgen de la oscuridad, salen a flote de la adversidad y acaban brillando como estrellas a luz plena, para que observemos su carácter, disciplina y esfuerzo.

Periodista Marco Tulio vega.

Simone Biles la campeona de las buenas decisiones.

Se le considera la mejor gimnasta de todos los tiempos, pero el martes pasado, Simone Biles, la campeona defensora, dio un paso atrás por su propia salud mental y se retiró de la competencia individual para concentrarse en lo que su vida necesita ahora.

Lo determinado por Simone Biles de tomarse un descanso para recuperar su quebrantada salud mental, se traduce en una decisión de alto valor, de gran heroísmo y de mucha fuerza espiritual.

Con el peso del mundo sobre sus hombros y un nivel de expectativa que probablemente ningún otro atleta ha tenido que soportar de cara a unos Juegos Olímpicos, Simone Biles, de 24 años, tomó la valiente decisión de elegirse a sí misma. Y eso, vale más que el Oro que seguramente ganaría en Tokio.

Biles se retiró de la competencia por equipos porque no estaba en el espacio mental adecuado para continuar. Dijo que no quería costarle una medalla a su equipo y se retiró de la competencia para preservar las posibilidades de los Estados Unidos de la supremacía en esta disciplina.

“Tengo que concentrarme en mi salud mental y no poner en peligro mi salud y bienestar”, dijo Biles. “Tenemos que proteger nuestro cuerpo y nuestra mente. Simplemente apesta cuando estás peleando con tu propia cabeza», añadió al hacer el valiente anuncio.

La fuerza de Simone es admirable, porque, cuando lo que estaba en juego era muy grande, decidió elegir su salud, lo que alentará a otros en este mundo a hacer lo mismo, máxime en estos tiempos donde hay tanta gente de todas las edades, con depresión, con desesperación mental, en soledad, invadida por la tristeza.

Aquí en Costa Rica, en Estados Unidos, allá en Tokio y en todas partes, hay gente con depresión y tristeza, esta decisión de la gran atleta, ha de aliviarle el dolor a muchos, servirá a muchos de aliento. Nos place aquí en Sinfonola compartir este gran mensaje que deriva de la ejemplar decisión de Simone Biles.

Periodista Marco Tulio Vega.

Démosle buena vibra a los 71 países que nunca han ganado una medalla olímpica.

Entre los 205 países que participarán en los JJOO de Tokio a partir del próximo 23 de julio, hay 71 que nunca han ganado una medalla olímpica.
Nuestros vecinos de El Salvador, Honduras y Nicaragua, figuran en esa lista de equipos que llegarán a los Juegos de Tokio con la intención de estrenarse en el podio, en cuya lista está también Bolivia en América del Sur.
En los pasados Juegos de Río 2016 fueron tres los países que debutaron en el medallero y todos ellos con medalla de oro: Fiyi (rugby), Kosovo (judo) y Jordania (taekwondo).
En Londres 2012 fueron por primera vez medallistas Guatemala, Bahréin, Botsuana, Chipre, Gabón, Granada y Montenegro. Y cuatro años antes, en Pekín 2008, conocieron el podio Afganistán, Mauricio, Sudán, Tayikistán y Togo al ganar las primeras medallas de su historia.
En Europa solo tienen su medallero en blanco Albania, Andorra, Bosnia-Herzegovina, Liechtenstein, Malta, Mónaco y San Marino.
Los países sin estrenarse en el continente americano son Antigua y Barbuda, Aruba, Bolivia, Islas Vírgenes Británicas, Dominica, El Salvador, Granadinas, Honduras, San Cristóbal y Nieves, Nicaragua, Santa Lucía y San Vicente, Islas Caimán y Belice.
En Asia son Bangladés, Birmania, Bután, Brunéi, Camboya, Laos, Maldivas, Nepal, Omán, Palestina, Timor Oriental, Turkmenistán y Yemen.
En África aún no han ganado medalla Angola, Benín, Burkina Faso, Cabo Verde, República Centroafricana, Chad, Comoras, Congo, República Democrática del Congo, Guinea Ecuatorial, Gambia, Guinea, Guinea-Bissau, Lesoto, Liberia, Madagascar, Malawi, Mali, Mauritania, Ruanda, Santo Tomé y Príncipe, Seychelles, Sierra Leona, Somalia, Sudán del Sur y Suazilandia.

Samoa Americana, Islas Cook, Guam, Kiribati, Islas Marshall, Micronesia, Nauru, Palau, Papúa Nueva Guinea, Islas Salomón, Tuvalu y Vanuatu son los países de Oceanía sin medalla en la historia olímpica.
De los 205 que competirán en Tokio (ha renunciado a hacerlo Corea del Norte), a los que hay que sumar el Equipo de Refugiados Olímpicos que participará bajo bandera del COI. Son 38 los países que, si bien han ganado alguna vez una medalla, nunca han obtenido la de oro.
En busca de su primer campeón olímpico saldrán también Malasia, Namibia, Filipinas, Moldavia, Islandia, Líbano, Sri Lanka, Tanzania, Catar, Ghana, Kirguizistán, Arabia Saudí, Haití, Níger, Zambia, Botsuana, Chipre, Gabón, Guatemala, Montenegro, Paraguay, Samoa, Senegal, Sudán, Tonga, Islas Vírgenes, Afganistán, Kuwait, Barbados, Bermuda, Yibuti, Eritrea, Guyana, Irak, Mauricio, Mónaco, Macedonia del Norte y Togo.
Quienes se han quedado más cerca del oro han sido Malasia y Filipinas, que suman once y diez medallas, respectivamente, pero ninguna es dorada.
Es momento para darle buena vibra a los atletas de estos países para que por fin puedan darle una alegría a sus respectivos pueblos.

Periodista Marco Tulio Vega.

Estrella de Hollywood Emily Ratajkowski patrocina equipo de baloncesto.

Habrá un aire de Hollywood en la escena deportiva del oeste de Cork, en Irlanda, ya que una de las más caras y famosas modelos estadounidenses como es Emily Ratajkowski, tomó la decisión de convertirse en patrocinadora de un equipo local de baloncesto, de las divisiones U-15 y U-16.
Se trata del Bantry Basketball Club, cuyas autoridades han anunciado esta semana que la bella actriz y modelo estará patrocinando al club para la próxima temporada.
Ratajkowski, quien ha protagonizado películas como Gone Girl y ha tenido una carrera de modelo muy exitosa, ha patrocinado al equipo de Bantry a través de su marca de ropa, inamorata.
El anuncio tiene su explicación y obedece en mucho a que la modelo estadounidense pasó los veranos de su infancia en la casa de vacaciones de sus padres en Bantry, Cork, sitio al cual ha regresado regularmente en los últimos años desde que ganó fama generalizada. Solo necesita desplazarse por su cuenta de Instagram para encontrar fotos antiguas de senderos naturales y similares del condado.
Esa relación y afinidad han llevado a Emily Ratajkowski a emprender esta nueva aventura ahora como patrocinadora de un club deportivo local, algo que ha cabido espectacular, como su figura, entre la población de Cork, una de las ciudades más fascinantes de Irlanda.

Periodista Marco Tulio Vega.