De exaltar, admirar y halagar a todo pulmón es el triunfo del colombiano Egan Bernal en el Giro de Italia, un logro para ser analizarlo en clave por lo que significa para su país en el momento actual.
Hemos revisado las reacciones a esta gran victoria en medios de prensa colombianos y otros, y por todas partes resurge en subrayado que se trata de una gesta construida durante muchos años con esfuerzo y sacrifico. Así, por ejemplo, el diario El Nuevo Siglo dice que esta victoria es “representativa de lo más popular y genuino del espíritu colombiano” y que de ella pueden derivarse lecciones “ejemplares para toda la nación”.
Para este rotativo, el desempeño histórico de Colombia en el Giro de Italia, “esta vez en cabeza de la figura ya emblemática de Egan Bernal, demuestra cuánto vale para su país la posibilidad de soñar en grande; de darle curso a los esfuerzos a partir de la disciplina y la perseverancia; de entender que todas las metas son posibles cuando se adopta la competencia con un ánimo positivo y profesional en vez de caer, como ocurre por ejemplo con la política, en la polarización infructífera, el divisionismo pendenciero y la dispersión infantil”.
Aparte de la visión que se esboza en esa dirección, en general la prensa colombiana destaca, amigos de radio Sinfonola, que este trabajo y esta victoria de Egan Bernal ha estado cimentada en la humildad, la confianza en sí mismo y la lucha hasta el cansancio.
Para que lo sepamos, hay que decir que Egan Bernal nació en un hogar campesino en un pueblito del municipio de Zipaquirá, en una barriada insegura que no tenía siquiera agua. En ese contexto, como a muchos infantes en su país, debió trabajar desde muy niño, lo hizo desde los 10 años repartiendo flores. Y ahí se fue labrando su futuro, hasta que a punta de bicicleta empujó duro hacia otra vida, hacia otras cosas alcanzadas a base de esfuerzo pleno, como lo que vimos cuando ganó el Tour de Francia en 2019 y ahora esta gran victoria en Italia.

Sirva esta sección aquí en radio Sinfonola para sumarnos al reconocimiento a este atleta luchador y al ciclismo de Colombia. Y para extraer como nos gusta, el mensaje que este tipo de alcances debe dejar. Porque la victoria de un deportista humilde como Egan Bernal es ejemplo de dignidad, de claridad en el quehacer diario y de transparencia en la entrega y el sacrificio permanente. ¡Es así como se consiguen las cosas que valen!

Periodista Marco Tulio Vega.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *