La ciencia que une a LeBron James con la misión Perseverance.

La ciencia que une a LeBron James con la misión Perseverance
El autor estadounidense Nick Greene está por publicar How to Watch Basketball Like a Genius, un libro en el que profesionistas de todo tipo, desde coreógrafos de ballet hasta científicos planetarios, presentan ensayos sobre cómo entienden el básquetbol a partir de sus campos de estudio.

Para promocionarlo, el portal Inverse publicó un extracto del artículo en el que la geóloga planetaria Emily Lakdawalla compara al baloncesto, y en particular los pases y asistencias del astro de los Lakers de Los Ángeles LeBron James.
“Creo que los viajes interplanetarios se parecen mucho a los pases en el baloncesto”, sostiene la también divulgadora científica. Su comparación, profundiza Greene, conecta la visión de superestrellas como LeBron James para pasar el balón sin mirar al receptor con los cálculo realizados por los científicos para aterrizar un rover sobre la superficie de un planeta a cientos de millones de kilómetros.
“Cuando diseñas una trayectoria, estás contabilizando la velocidad, el movimiento y la trayectoria que la Tierra tiene como punto de partida”, explica la geóloga. “Cuando enviamos una misión a Marte, lo hacemos pensando en un sitio en el que aún no está, pero en el que estará cuando la nave llegue ahí. Eso mismo ocurre con las asistencias en el básquetbol, se trata de mandar el balón al sitio en el que estará el jugador, creo que es una analogía perfecta”, reflexiona.
El basquetbolista LeBron James es conocido por las asistencias que da a sus compañeros sin siquiera mirarlos. Algunos comentaristas deportivos dicen que esa magnífica capacidad viene de unos ojos invisibles que rodean su cara y que le otorgan una especie de mirada omnipresente. En la exploración espacial, esos múltiples ojos son las ciencias que hacen posible llevar objetos a otros mundos, como la misión Perseverance a Marte.
La científica apunta otra similitud que requiere precisión milimétrica: completar un pase y lograr un aterrizaje exitoso. En ambos casos juegan dos fuerzas de atracción sin las que sería completar uno u otro objetivo. En el caso del básquetbol, ese factor de atracción viene de las manos de los basquetbolistas; en la exploración espacial, la ejerce la fuerza gravitacional de cada planeta. “El momento en uno y otro debe ser perfecto, si falla, eso es todo”, remata Lakdawalla.

Periodista Marco Tulio Vega.

Mbappé conversó en buen español con niño que lucha contra el cáncer.

Mbappé conversó en buen español con niño que lucha contra el cáncer

Kylian Mbappé tuvo un gran gesto este jueves al dedicar tiempo a conversar con un niño que lucha para vencer el cáncer.

A través de una videollamada, el delantero del PSG aprovechó para darle ánimos al joven peruano de 14 años, quien se encontraba en Nueva York recibiendo tratamiento.

Pero no fue todo, ya que sorprendió que la joya francesa tuviera un excelente español y con un acento argentinizado, el cual podría derivarse de los compañeros argentinos que tiene en el PSG.

El niño, muy emocionado, agradeció el gesto y reveló a Mbappé que se desempeña como portero cuando juega fútbol.
Ha sido un gran momento para el pequeño y su familia. Fue emocionante.

Periodista Marco Tulio Vega.

El fútbol del futuro va a la fantasía.

El fútbol del futuro va a la fantasía
Un estudio realizado por el Dr. Ian Parson para la compañía HTC Smartphone Oficial de la UEFA Champions League y la UEFA Europa League denominado “El Futuro del Fútbol” predice cómo la tecnología transformará este deporte en los próximos 50 años. Cámaras integradas en el equipamiento de los jugadores, simulación sensorial que hará que los aficionados se sientan como en el terreno de juego en 2050 y lo más impactante serán jugadores de fútbol androides que serán controlados remotamente por los fans en 2060.
Uno de los mayores cambios tendrá que ver con los aficionados, que se podrán beneficiar de los avances en el terreno de la visualización, la personalización y la interacción con los jugadores. Asimismo se integrarán sensores de impacto y acelerómetros en las botas de los jugadores, lo que permitirá conocer de manera precisa el impacto del balón y del jugador, beneficiando el trabajo de los árbitros.
En cinco años, según el estudio, las aplicaciones móviles permitirán a los fans estar en contacto con sus jugadores favoritos y coordinar el apoyo a sus líderes junto con otros usuarios.
El estudio va más allá y presenta la posibilidad de que los árbitros y jueces utilicen lentes de contacto activas que les permitirán ver la acción desde cualquier ángulo, hacer zoom, o incluso visualizar la jugada en 3D.
Aunque la experiencia de los aficionados mejorará, el juego también se verá transformado ya que la tecnología permitirá a los clubs y jugadores hacer un uso mejor de los datos para mejorar su rendimiento.
HTC ya ha dado un paso hacia el futuro del fútbol con su nueva aplicación HTC FootballFeed, disponible de forma gratuita en Play Store. Esta aplicación para los aficionados ofrece actualizaciones oficiales de la UEFA Champions League y la UEFA Europa League directamente en el teléfono. Donde quieras que estés, en el campo, en el sofá, en la oficina o fuera de la ciudad-, HTC FootballFeed proporciona información y estadísticas personalizables en tiempo real, así como una amplia variedad de noticias y contenido.
Cronología de fechas de los cambios referidos:
2025: Habrá sensores de impacto y acelerómetros en las botas de fútbol
2025: Los árbitros contarán con herramientas de realidad aumentada
2030: Robots como insectos llevarán cámaras diminutas para seguir a los jugadores
2035: Los datos fisiológicos y del jugador se transmitirán en tiempo real al entrenador
2040: El fútbol con robots empezará a ser algo común
2045: En el entrenamiento se usarán tecnologías de simulación de la estrategia y del ataque
2050: Una simulación sensorial completa hará sentir a los aficionados como si ellos estuvieran jugando
2055: Las ligas virtuales con jugadores online competirán en partidas “reales”
2060: Los aficionados podrán habitar jugadores androides como si fueran ellos.

Periodista Marco Tulio Vega.

De fan a compañero de Lionel Messi en el Barcelona.

De fan a compañero de Lionel Messi en el Barcelona

El joven Ilaix Moriba está hoy en el ojo de la prensa futbolística mundial y es un nuevo ejemplo de que los sueños se cumplen, cuando se lucha por ellos.
Ilaix nació en Guinea Conakry el 19 de enero de 2003 y llegó muy pequeño a Barcelona con sus padres. Tras un breve paso por el Espanyol, se incorporó a la cantera del club azulgrana cuando sólo tenía siete años. Su progresión a lo largo de este tiempo ha sido tan espectacular que ha ido saltando peldaños de dos en dos hasta acabar jugando en categorías hasta tres años mayores que la suya. Con este panorama, no es raro que, hace dos años, el club le renovara su contrato para asegurarle una ficha de unos dos millones de euros hasta el 30 de junio de 2022 y le pusiera una cláusula de rescisión de contrato de 100 millones.
Ilaix Moriba tenía apenas 2 años de edad cuando Lionel Messi ganó su primera Liga. A los 7 años ingresó a la Masia y fue ascendiendo, siguiendo siempre a su ídolo Lionel y pidiéndole incluso una foto con él, como un aficionado más, siendo todavía un niño, como observamos en la foto que acompaña esta nota.
Justamente el pasado fin de semana, con 18 años de vida, participó en la jugada del gol convertido por Messi y se abrazó con él en forma muy emotiva
El joven jugador presumió en sus redes sociales cómo el futbol le regaló la oportunidad de jugar al lado de su más grande ídolo en el FC Barcelona. Fue con un par de fotografías en las que aparece junto a Lionel Messi, estrella del conjunto azulgrana; en la primera se le ve siendo un niño posando junto al argentino, y en la segunda recibiendo un abrazo durante el partido frente al Alavés.
La calidad futbolística que tiene nadie la pone en duda, pero tampoco hay que hacerlo con su calidad humana. Pues figúrense, amigos de Radio Sinfonola, que mientras se labra un futuro como futbolista, Ilaix aún prepara un plan B.
Si el balón es su principal herramienta de trabajo sobre el césped, lejos de él son las tijeras. Desde 2019, en la academia de Josep Pons, estudia para ser peluquero. Una actividad profesional que, viendo a la velocidad que avanza en el mundo del fútbol, dejará aparcada hasta dentro de mucho tiempo, cuando ponga fin a una carrera para la que el Barça tiene grandes expectativas.

Periodista Marco Tulio Vega.