Islas artificiales en la Bahía de Tokio, carreteras con vistas espectaculares al Monte Fuji, flamantes arquitecturas modernas matizadas con lo tradicional, escenarios enclavados en sendos paraje… “Los Juegos Olímpicos se desarrollarán desde esta semana en una maravilla de sedes instaladas no solo en la capital, también en las afueras, hacia el norte y rodeadas de la costa del Pacífico y las aguas que rodean a la isla de Enoshima, un popular destino turístico”, así lo reseñan publicaciones especializadas consultadas por este medio para referenciarlo a todos ustedes.
Así por ejemplo, el periodista Antonio Hermosín, enviado a la cobertura de las justas, describe que el escenario central de los Juegos será el nuevo Estadio Olímpico de Tokio, diseñado por el prestigioso arquitecto nipón Kengo Kuma y cuya estructura cubierta con listones de madera evoca la sobriedad y la sostenibilidad de la arquitectura tradicional japonesa.
El coliseo tokiota, que acogerá las ceremonias de apertura y cierre y competiciones de atletismo y fútbol, cuenta con 68.000 asientos que estarán vacíos por decisión de los anfitriones, salvo por la limitada presencia de invitados VIP y miembros de comités y federaciones.
Entre los estadios de nueva construcción también destacan el Centro de Gimnasia de Ariake y el Ariake Arena (voleibol), con un característico perfil nipón, y el Parque de Tenis de Ariake o el imponente Centro Acuático de Tokio (natación, saltos y natación artística).
Esta zona recientemente desarrollada sobre islas artificiales en la bahía de Tokio alberga, además, los parques de deportes urbanos donde se competirá en ‘skate’, escalada, baloncesto 3×3 y ciclismo BMX.
Junto al nuevo Estado Olímpico se conservan instalaciones de la «zona del patrimonio» de los Juegos que acogió Tokio en 1964 y que serán también sedes de esta nueva cita en un homenaje al pasado: el Gimnasio Metropolitano (tenis de mesa), el Estadio Nacional de Yoyogi (balonmano) y Nippon Budokan (judo y karate), histórica sede de torneos de artes marciales y conciertos.
En la playa de Tsurigasaki, alejada unos 80 kilómetros del bullicio de Tokio, se celebrará la primera competición olímpica de surf, que pondrá los focos del deporte mundial sobre un lugar hasta ahora solo conocido por los amantes de este deporte en Japón.
El parque Marino de Odaiba, otra playa aunque artificial y cuyas aguas contaminadas por su cercanía a la metrópolis han generado preocupación entre las federaciones internacionales, será escenario de las pruebas de natación de larga distancia y triatlón.
En una zona de la bahía de Tokio más alejada de la ciudad tendrán lugar todas las competiciones de piragüismo, mientras que las de vela serán en el puerto de Enoshima, una pintoresca isla al sudoeste de la capital, aprovechando unas instalaciones construidas para los Juegos de 1964.
La prefectura Shizuoka, al sudoeste de Tokio y donde se encuentra el monte Fuji, acogerá el ciclismo en pista, de montaña y en ruta, en parajes desde los que se puede contemplar la inconfundible silueta del volcán -siempre que la meteorología lo permita- y los lagos y bosques que lo rodean.
Una de las sedes más significativas fuera de la capital será la ciudad de Sapporo (norte), donde se celebrarán el maratón y la marcha por decisión del Comité Olímpico Internacional (COI), con el objetivo de evitar el calor y la humedad excesivos que suelen registrarse en verano en Tokio.
Estas carreras se desarrollarán en torno al Parque Odori, una zona verde de forma alargada y unas 7,8 hectáreas en el centro de la ciudad, por cuyas calles también pasará el recorrido de unas competiciones que igualmente verán restringida la presencia de espectadores.
En Saitama, al noroeste de Tokio, tendrán lugar los torneos de baloncesto y golf en el estadio Super Arena y en el Club de Campo de Kasumigaseki, mientras que el Estadio de Béisbol de Yokohama, al sur de la capital, acogerá partidos del nuevo deporte olímpico.
El Estadio Internacional de Yokohama, el mayor de Japón con sus más de 72.000 espectadores y que ha albergado partidos del Mundial de Fútbol de 2002 y de varias ediciones del Mundial de Clubes de la FIFA, será también sede olímpica del mismo deporte.

Periodista Marco Tulio Vega.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *