Durante esta Eurocopa, la UEFA ha tenido una bonita iniciativa en cada partido. Niños con cáncer pueden ver en directo la llegada de los jugadores a cada una de las 12 sedes donde se disputan los encuentros a través de una videollamada, una idea que ha resultado genial, conmovedora y que le ha dado grandes alegrías a los niños y una insuperable experiencia, además de muy agradables imágenes.
Una de las últimas se produjo el pasado sábado en el estadio de La Cartuja de Sevilla antes del encuentro que sostuvieron España versus Polonia (1 a 1).
Luis Enrique y el resto de jugadores de la selección española se acercaron a la pantalla y uno a uno entre jugadores y cuerpo técnico, fueron saludando de forma muy cariñosa a los pequeños campeones que luchan contra esta trágica enfermedad.
Y no lo hicieron de prisa o para salir del paso. Todos dedicaron tiempo y sobre todo cariño, calor, sonrisas, gestos y momentos muy significativos a los pequeños, cuyos rostros dibujaron las más agradecidas y felices sonrisas, amén de muy tiernas respuestas.
Son las cosas bonitas del deporte, ideas y acciones que bien programadas multiplican resultados de amor, solidaridad y entrega que dejan huella, motivación, aliento, un nuevo aire, mayor voluntad y un ánimo que mucho ayuda a seguir dando la lucha, como ha sido notorio en los rostros de estos niños.

Periodista Marco Tulio Vega.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *