Sin duda, es de un corazón de oro

La medallista polaca en Tokio 2020, María Andrejczyk, decidió subastar la presea de plata que ganó en lanzamiento de jabalina para ayudar a pagar los gastos de una cirugía de un bebé.
Se trata de Milos, un niño con problemas de corazón que necesitaba recursos para una urgente operación en los Estados Unidos, a lo que María no dudó en poner a disposición su medalla para ayudar al infante.
“Fue un impulso. Sentí que esta medalla no se podía quedar conmigo porque recuerdo cuánto luché contra la adversidad. El valor real de una medalla permanece en el corazón“, dijo la deportista. “No me tomó mucho tiempo decidirme, era la primera recaudación de fondos en la que participé y sabía que era la correcta”.
A ser recaudado el objetivo era 385 mil dólares, y cuando el mensaje de Andrejczyk se hizo viral, de inmediato una marca de supermercados de su natal Polonia salió a dar 53 mil dólares por la medalla de plata, con la intensión de que la atleta se quedara con la presea y en reconocimiento a su noble acto.
“Nos conmovió mucho el gesto extremadamente hermoso y noble de nuestra atleta olímpica, así que decidimos apoyar la recaudación de fondos para Miloszek. ¡Hemos decidido que la medalla de segundo lugar de Tokio se quedará con María!”, compartió la cadena desde su cuenta de Twitter.
De acuerdo a reportes, ya se ha podido reunir un 90 por ciento de lo requerido para la cirugía.

Periodista Marco Tulio Vega.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *